1 Comment

  1. Consuelo
    marzo 17, 2019 @ 11:11 pm

    Desgarrador testimonio el tuyo, Teresa, pero la pena es que no llegue a los corazones de los que tienen los medios para solucionar estas situaciones. Ojalá las personas de buena voluntad unidas consigamos tirar esos muros de los que hablas.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Pon el Mundo en Movimiento!

Colabora

Colabora con Mundo en Movimiento

¡COLABORA!

ES42 0128 0020 6101 0005 4674
Haciéndote socio/a nos das fuerza
Haciendo una donación nos das aliento
Haciéndote voluntario/a nos das impulso

LAS PERSONAS NOS DAN VIDA