“No puedo más”, niños que viven en la calle